¿POR QUÉ SER ESCRITOR? 5 buenas razones para escribir novelas

Escribir ficción es como cruzar el océano dentro de una bañera”.  La frase del maestro Stephen King no deja lugar a dudas: ser escritor es duro, muy duro y a pesar de ser consciente de ello no puedes dejar de escribir. Es tu tic. Unos se muerden las uñas y tú aporreas el teclado una y otra vez. O las dos cosas.

Pero dejando a un lado aquello de que contar historias responde a una necesidad irrefrenable, déjame que te proponga un ejercicio de sinceridad. ¿Aceptas? Confiesa si alguna vez has sentido el deseo de tirar el portátil por la ventana y apuntarte a un curso de enología cuya utilidad sería infinitamente mayor que tu pasión por la escritura. Espero que me dejes tu respuesta en los comentarios pero antes de eso yo te adelanto la mía. SÍ. SÍ y SÍ.  Cada mañana cuando me siento frente al ordenador y descubro con pasmo que mis personajes toman sus propias decisiones empeñándose en arruinarme el manuscrito. O cuando termino de leer el segundo borrador y me doy cuenta  de que la trama tiene incoherencias del tamaño de un cráter. ¿Es también para ti una catástrofe tener que deshacerte de tu escena favorita porque es inútil y no ayuda a que la trama avance? Qué horror. Es igual de doloroso que arrancarse las pestañas una a una, o tener que pasarse las siguientes semanas escribiendo, editando, reescribiendo,  añadiendo, corrigiendo, borrando, reeditando, quitando, escribiendo,….  ¿Te resulta familiar?

Aunque en mi caso no solo mis historias se me sublevan sino que mi mente también. ¿Cómo? Depende. Unas veces adquiriendo la forma de un chinche y otras siendo mi animadora personal. En la primera no deja de aguijonearme con la idea de que no tengo madera de escritora, y en la segunda sacude sus pompones alentándome a que arroje el portátil por la ventana. ¡Hasta me vitorea! Después de este sabotaje implacable los pensamientos más aciagos no pueden hacer otra cosa que devorarme: la literatura no te  dará de comer, nadie leerá tus libros, has desperdiciado un año de tu vida en vano, has perdido dinero en correctores varios y encima tus novelas ni siquiera supondrán un legado al que dejar a tus  hijos y nietos quienes preferirán algún bien inmueble, a un puñado de palabras.

Entonces, ¿por qué ser escritor pese a todo?  Voy a darte cinco buenas razones que acabarán con tus dudas, inseguridades y demás torturas.

1-. TIENES ALGO QUE CONTARLE AL MUNDO: Llevas meses con voces en tu cabeza que pujan por salir del anonimato y contar su propia historia. ¡No las silencies, por favor! Podrías estar privando al mundo del próximo best- seller.

2-.  OTRA REALIDAD: Como escritor eres un privilegiado que pasa su tiempo en el mundo imaginario de las infinitas posibilidades. Dicen que si no te gusta tu realidad debes cambiarla, yo te animo a que crees tu propio mundo  y nos lo enseñes al resto de mortales.

3-. CUÉNTAME UN CUENTO: Esta es la razón más esperanzadora de todas: el ser humano jamás se cansará de escuchar historias. De niños los cuentos nos acercaban a la realidad y nos la mostraban, a la vez que nos enseñaban valores universales. En nuestra madurez ocurre lo contrario, necesitamos la ficción para alejarnos de la realidad y poder vivir. Mientras estemos vivos querremos historias.

4-. EL ETERNO OBSERVADOR O EL MAGO. El escritor es capaz de buscar

Atrapa la excepcionalidad que todo ser humano tiene dentro.

lo fantástico en lo cotidiano y  elevar a la categoría de dioses a los corrientes mortales. ¿Quiénes son los héroes de nuestras historias? Gente común, en su mayoría: vecinos, compañeros de trabajo, primos,… en quienes están inspirados  nuestros protagonistas.  Os recomiendo las hermosas palabras del novelista Patrick Modiano, quien en su discurso previo a la recogida del Premio Nobel  habló del escritor como el encargado de “desvelar ese misterio que está en el fondo de cada persona”http://www.elcultural.com/noticias/letras/Patrick-Modiano-Lucho-constantemente-contra-la-amnesia-y-el-olvido/7159. No dejes de escribir y de ser ese mago que convierte lo corriente en excepcional.

5-. NO MUERAS CON LA MÚSICA SONANDO DENTRO DE TI: Para mi esta es la razón más poderosa de todas.  Tienes un talento, desarrollado o no, pero lo tienes. No PUEDES ignorarlo. Recuerda que le sucedió a Iván Ilich el personaje de León Tolstoi  que en su lecho de muerte se dio cuenta de que no había vivido plenamente.

No te conformes con una vida mediocre, escucha tu pasión. No puedes ni debes dejar de ser lo que eres: un escritor. Clic para tuitear

 

Os dejo un enlace a un artículo donde varios escritores reconocidos dan sus motivos de por qué escriben. http://elpais.com/diario/2011/01/02/eps/1293953215_850215.html

¿Y a vosotros qué os alienta a continuar creando historias? Me encantaría conocer vuestras razones.

 

Publicado en PROFESIÓN ESCRITOR y etiquetado , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *